La estabilidad en la pareja ¿De que depende?

Para que una pareja tenga estabilidad y continuidad en el tiempo necesitamos tres ingrediente, los tres imprescindibles para hacer el cóctel perfecto: el sexo, la amistad y el proyecto juntos o dicho de otra manera: la pasión, la intimidad y el compromiso.

Dichos ingredientes tienen que estar equilibrados, es decir, ninguno puede faltar y tampoco sobrar.

El sexo aporta la pasión. En la fase inicial del enamoramiento tiene una gran importancia, pero cuando la relación se limita al sexo y no hay intimidad ni compromiso la pareja tiene fecha de caducidad. Por el contrario,  si hay una muy buena relación de amistad  y proyecto de futuro, pero no hay sexo ¡peligro! La relación puede dar pie a la infidelidad.

La amistad y la intimidad es la que da fuerza a la pareja y enriquece la relación. Aquí interviene la complicidad, el cariño,  la comunicación emocional. Cuando hay mucha intimidad, pero falta pasión y compromiso son parejas que duran en el tiempo porque son muy buenos amigos, pero les falta la ilusión. Si por el contrario falta la intimidad, pero hay sexo y proyectos son parejas emocionalmente frías.

El compromiso se refiere  a los proyectos juntos;  los deseos y sueños compartidos (tener o no tener hijos, vivir en una casa o en un adosado, en la playa o en el campo, etc.)  Cuando lo que mantiene a la pareja unida es el compromiso (generalmente los hijos) hay estabilidad, pero no felicidad y si falta proyecto es como un barco sin rumbo.

Así que vamos a ver si nuestra relación de pareja tiene los tres ingredientes en la proporción adecuada para que sea estable y duradera

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *