¡Me encantan las bodas!

…no  lo puedo remediar. El pasado fin de semana estuve  invitada a una boda. Como suele ser lo normal en las bodas los novios estaban guapísimos. El tiempo fue esplendido, lo celebraron en una finca maravillosa y hubo baile hasta bien entrada la noche. Todo perfecto.

Disfrute mucho porque a los novios los había presentado yo! (esto queda entre nosotros).

Lo que más me gusta de las bodas… es lo que representan.

Cuando una pareja decide casarse, y me da lo mismo por el rito o la forma que sea, lo que pone de manifiesto es que hay un proyecto de vida juntos y,  aunque nadie tiene la garantía que en el futuro esto sea así, ya que entran muchos factores en juego,  me parece fundamental e indispensable para dar estabilidad a esa relación.

Cuando una pareja se enamora, se quiere, y se ha dado el tiempo necesario para conocerse y ver si la elección es adecuada, deciden dar el siguiente paso…adquirir un  compromiso como pareja, hoy en día que lo que abundan son las relaciones intensas y fugaces,  pienso que tiene un gran valor.

Así que no me queda más que decir ¡Enhorabuena! a Iñigo y Elena,  que han decidido caminar juntos, un  camino que… no siempre será de vino y rosas como el pasado sábado.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *