El roce hace el cariño

Hace unos días me pidieron que escribiera sobre las relaciones a distancia. Les dije de esto puedo hablar con conocimiento de causa y, aunque en mi caso llegamos a buen puerto, debo de reconocer que no fue fácil  llevar el noviazgo durante dos años y con casi 500 km de separación.

 

Las relaciones de pareja a distancia, hoy en día tan frecuentes por las circunstancias laborales, son mucho más complicadas. Las razones son fáciles de entender. Primero porque estas con la otra persona cuando puedes no cuando quieres, y eso hace que te pierdas  muchas ocasiones que te gustaría “estar” juntos y no  tener que conformarse  con  hablar y  verte por skipe, whatsapp, o cualquier otro medio.

 

Cuando te ves, viaje de por medio, generalmente compartes momentos de ocio y descanso. La predisposición suele ser  de disfrutar y pasarlo lo mejor posible. Esto es genial! Hay mucho menos tiempo para discutir y si se discute,  se pone distancia por medio y se resuelve el tema más fácil. No se comparte el día a día  que es cuando más necesitas al otro y también lo más complicado de llevar. A veces en la relación hay mal entendidos que en la distancia son más difíciles de aclarar.

 

Hoy las nuevas tecnologías facilitan mucho la comunicación y las relaciones a distancia, la sensación de que está lejos es menor y el sentimiento de ausencia es menor, pero hay algo que no pueden sustituir y es la empatía y el contacto físico tan importante en la pareja.

 

Así que mi opinión es que, salvo que no haya otro remedio, lo mejor que tu pareja esté cerca “a las duras y a las maduras”.

 

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *